MOTOS LEGENDARIAS: KTM 175 cc


Kronreif, Trunkenpolz y Mattinghofen iba a ser un nombre difícil de comercializar por lo que las iniciales de los socios y de la ciudad donde se hacían las motos sonaba mucho mejor KTM. Fue en Mattinghofen, Austria en 1955 cuando dos ingenieros apasionados de las motos decidieron entrarle a un sector de nicho, el fuera de pista. La moto estuvo siempre pensada en ser una fuera de pista, con un cuadro ligero y un motor de dos tiempos. Se enfocaron en hacer un equipo de carreras, lo que les daría la publicidad que necesitaban para atraer a los clientes. Ese equipo atrajo a personas como el americano John Penton quien se volvió el importador de la marca a EUA y que comercializara bajo el nombre de Penton ( si encuentras una agárrala). KTM en el año 1971 decidió ir por cilindradas más grandes e hizo los motores 175, 250 y 400, estos motores fueron los responsables de que la marca creciera y se volviera un objeto de deseo de todos los motoristas de off road. La 175 era una moto abajo de los 100 kilos de fácil manejo y ágil, convirtiéndose con el tiempo en una moto clásica y muy buscada entre los coleccionistas.