Zenith, el reloj menospreciado


La marca Zenith ha sido peluseada y ha tenido que vivir a la sombra de otras marcas Suizas de forma injustificada desde nuestro punto de vista. De hecho la marca es mucho mas antigua que la mayoría de las otras marcas, fundada en 1865 bajo el nombre "Fabrique de Billodes" por George Favre-Jacot quien inicialmente hizo relojes de bolsillo simples y que poco a poco se adentró a la realización de maquinarias más complicadas como los relojes de precisión por péndulo y cronómetros para barcos.

Según la leyenda Favre-Jacot una tarde al terminar un reloj complicado salió de su taller y quedó maravillado por el cielo de invierno, las estrellas le recordaron la complicación de sus relojes y así decidió llamar a su compañía como el punto más alto del firmamento Zenith y tomó la estrella como su símbolo. Esto sucedió en 1911 cuando se volvió una empresa pública y se volvió una compañía de verdad.

Durante la primera guerra mundial los soldados en las trincheras empezaron a utilizar los relojes en la muñeca en vez de tenerlos en los bolsillos para poder ver la hora más rápidamente y así surgen los relojes de muñeca. Zenith se volcó hacia los cronografos de muñeca que eran muy populares en ese momento. En 1929 fue declarado el reloj más preciso del mundo.

La maquinaria más famosa de Zenith fue desarrollada en los 60s siendo uno de los primeros relojes automáticos creados y le llamaron "El Primero" que se volvió otra vez el cronografo más preciso del mundo con una reserva de energía de 50 horas algo increíble aún en el 2020.

Los 60s y 70s trajeron consigo los relojes de cuarzo que eran mucho más baratos, por lo que la marca decidió destruir toda la herramienta y maquinaria para "El Primero" y todos los relojes automáticos de la marca. Esta tarea fue encomendada al Ingeniero Charles Vermont quien horrorizado con esta orden decidió esconder en el ático de la compañía los planos, herramientas y 150 maquinarias de relojes. En 1981 Ebel compra Zenith y Charles Vermont revela el secreto que había escondido y Zenith comienza de inmediato a hacer "El Primero" otra vez a partir del 86. Para los que hasta ahora siguen peluseando a Zenith no se les olvide que todos los Rolex Daytona desde 1988 hasta el 2001 traían la maquinaria Zenith "El Primero" y que entre los coleccionistas tienen un gran precio de reventa.

Zenith ha seguido con la producción de El Primero con un precio muy modesto para lo que es realmente el reloj y que para los amantes de los diseños Vintage es la oportunidad de tener un Reloj viejo-nuevo.